La información aquí expuesta puede ser utilizada y reproducida siempre y cuando se especifique la fuente.

FORMAHOSTEL

LA SEU CATERING Y HOSTELERÍA

domingo, 25 de octubre de 2015

Saber delegar, un buen camino para aumentar la productividad en tu ...

Fuente: Baarty.com
Toda persona que haya trabajado en hostelería sabe que es un trabajo muy sacrificado porque requiere muchas horas. Esto es aún más cierto si hablamos del propietario o el administrador de un bar, ya que deben pasar mucho tiempo comprobando que todo vaya bien.
Para que esto no se convierta en algo difícil de llevar con el tiempo, como propietario o administrador de un bar debes desarrollar la habilidad y la voluntad de delegar trabajo en otras personas, y que estas labores sean hechas de forma eficiente.
Aprender a delegar y hacerlo bien no sólo aliviará la carga de trabajo al encargado de un bar sino también es muy probable que si no delega tareas del negocio, éste no podrá alcanzar los niveles de éxito a los que podría llegar.
Esto implica que probablemente al final del día se quedarán muchas cosas sin hacer. Lamentablemente, las tareas diarias se convierten usualmente en la prioridad de los encargados del bar, y esto hace que se postergue la tarea de desarrollar planes y estrategias de cara al crecimiento del negocio.
Esto podría causar que el bar no crezca como se desea, pero aún peor, ciertos problemas podrían pasar desapercibidos por falta de atención a aspectos más modulares del negocio.
¿Qué podemos hacer para mejorar la productividad del bar?
La solución existe: aprender a delegar algunas de las tareas diarias permitirá invertir más tiempo en las decisiones estratégicas.
¿Eres de los que piensan que prefieres hacer las cosas por ti mismo antes que tener que explicar a otros como hacerlas?  ¿Piensas que nadie va a saber hacer las tareas a tu gusto? ¡Eso también puede cambiar ya que puedes aprender a delegar!
¿Qué sucede si no delegas? Algunos posibles efectos de no delegar tareas son:
·         - Tareas inconclusas o mal hechas porque no tienes tiempo suficiente.
·        - Podría ser que no tengas suficientes clientes porque no te has tomado el tiempo para promocionar el local o para buscar mecanismos para atraer a más clientes.
·       - Dedicar tiempo solo a las labores diarias ha hecho que no tengas tiempo para buscar cómo mantener la “chispa” encendida en el negocio.  Esto significa establecer nuevas actividades y formas de promoción.
·        - Tu vida como administrador/propietario se ha visto absorbida por el bar. Esto no sólo te puede afectar personalmente, sino terminará también afectando al negocio.
·       -  Como encargado del bar te has convertido en otro trabajador más, no en un administrador que a fin de cuentas es tu verdadero propósito.