La información aquí expuesta puede ser utilizada y reproducida siempre y cuando se especifique la fuente.

FORMAHOSTEL

LA SEU CATERING Y HOSTELERÍA

martes, 16 de junio de 2015

Cómo debe ser un buen camarero?

Fuente: http://negocios.uncomo.com/
La hostelería parece un negocio fácil, sobre todo, porque el 50% de los estudiantes han trabajado en algún momento de su vida en un bar o restaurante para conseguir un dinero extra. Sin embargo, no es todo oro lo que reluce y los buenos camareros se forman a base de práctica y buenas maneras.
Instrucciones
  • Los idiomas son muy importantes a la hora de trabajar en el sector de la hostelería. El día menos pensado puede llegar un cliente inglés, francés o alemán y todo el buen hacer y servicio del local se puede ir al trasto si no consiguen entenderse con el cliente.
  • Ten muy claro cuál es el territorio en el que debes trabajar. No es correcto pelearse con el resto de compañeros del trabajo por servir unas mesas u otras. Un buen camarero ha de saber en todo momento qué zona del restaurante le toca cubrir.
  • Estate muy pendiente de tus clientes. Siempre se premia a un camarero atento por encima de uno al que se le está llamando en repetidas ocasiones y no acude. La atención a la hora de trabajar en la hostelería es fundamental.
  • Ve paso a paso. Si acabas de recoger una mesa, llévales la cuenta enseguida, no empieces a tomar nota a otra si hay clientes que quieren irse ya del establecimiento. Si no, podrías provocar un pequeño caos en el local y eso es precisamente lo que se quiere evitar.
  • Nunca asumas que el cliente ha terminado de comer. Pregúntales antes de retirar los platos. Puede que se haya detenido a hablar con su acompañante y pensase seguir comiendo más adelante.
  • Quita los platos, vasos y cubiertos de la mesa según el cliente acabe de comer esos platos. Así le darás más espacio para que se sienta cómodo y se evitará que se pueda manchar la ropa con restos de comida.
  • Si te toca un cliente difícil, sé amable, por mucho que te irrite. No hay nada peor que un camarero desagradable. Y la imagen que le da al bar o restaurante es pésima. Por lo que, atiende siempre a tus clientes con una sonrisa.
  • No te quedes solo con el papel de trabajador que se dedica a servir mesas. Ve más allá. Deberás conocer bien el menú de tu lugar de trabajo. Sugiere a tus clientes las exquisiteces del día o los platos que siempre tienen muy buena acogida entre el resto de la clientela y hazte notar como buen camarero para que consigas avanzar con éxito en esta profesión.




Buenas prácticas para ser un camarero excelente


Fuente: http://portalalumno.femxa.com/
El sector hostelero es uno de los más importantes de nuestro país, impulsado sobe todo por el gran peso específico que el turismo tiene sobre la economía de nuestro país.
Por ello el Ministerio ha decidido lanzar un breve y sencillo manual con un decálogo que recoge “Las 10 principales reglas de la atención al cliente en bares y cafeterías”.
En este manual se explican de forma sencilla y cercana una serie de actuaciones o buenas prácticas, que pueden servir de orientación a los camareros y resto de personal de atención al cliente, para lograr que éste quede satisfecho con el servicio recibido y que, de esta forma, podamos fidelizarlo.
Las 10 reglas son las siguientes:
1-      Esfuérzate en conocer al cliente y sus necesidades, se capaz de ponerte en su lugar
2-      Considera tu imagen personal como parte del servicio
3-      Muestra disponibilidad por atender y ayudar a los clientes
4-      Ten una actitud positiva y muéstrate cortés
5-      No digas NO, busca una solución
6-      Escucha con atención y exprésate con claridad
7-      Convierte las quejas en oportunidades para mejorar
8-      Respeta a tus compañeros y trabaja en equipo
9-      Interésate en aprender y mejorar habilidades y conocimientos
10-   Conoce bien el destino en el que te encuentras
Para lograrlo el manual del ministerio establece una serie de consejos o de actuaciones, que es recomendable poner en práctica diariamente en la atención al cliente, para lograr que se cumplan. Esta serie de consejos podríamos resumirlos en los siguientes:
  • La amabilidad refleja la predisposición a atender de manera inmediata al cliente.
  • El personal deberá ser siempre accesible para el cliente y estar siempre a la vista.
  • Se deberá primar la rapidez en la atención presencial.
  • Las llamadas telefónicas se responderán con la mayor brevedad posible (preferiblemente antes del tercer tono).
  • El personal tendrá un trato amable con los clientes.
  • El empleado averigua las preferencias del cliente en cuanto a la ubicación de la mesa.
  • El responsable asigna tareas de limpieza y mantenimiento en los momentos en que causa menores prejuicios a los clientes.
  • En el servicio de bar se entregarán las cartas limpias y actualizadas de forma ágil y rápida.
  • Se asegurará que el cliente dispone de todos los complementos necesarios en la mesa.
  • Durante todo el servicio se mantendrá una constante atención a los clientes, con contacto visual y próximo.