La información aquí expuesta puede ser utilizada y reproducida siempre y cuando se especifique la fuente.

FORMAHOSTEL

LA SEU CATERING Y HOSTELERÍA

domingo, 29 de abril de 2012

Los mojitos de La Bodeguita del Medio cumplen 70 años


Fuente: elmundo.es

El Templo del mojito cubano, el pequeño bar en La Habana, La Bodeguita del Medio, cumple 70 años y sigue siendo una visita esencial para millones de turistas, que vienen a descubrir la guarida favorita del escritor norteamericano Ernest Hemingway.
"Mi mojito en La Bodeguita y mi Daiquirí en el Floridita", escribió Ernest Hemingway en referencia a sus dos bares preferidos, en la época en la que el premio Nobel (1899-1961) recorría las calles de La Habana Vieja en los años cincuenta.
Y hoy en día, la peregrinación de turistas continúa en pleno apogeo, al ritmo de los sonidos de orquestas callejeras que vienen a cantar las alabanzas del Che Guevara con el famoso 'Hasta Siempre Comandante' o la de Compay Segundo y Buena Vista Social Club.
"El bar es tan conocido que, por curiosidad, se le debería haber visto", afirma la turista argentina Ana María Nacif, que hizo una escapada de un día para visitarlo con un grupo de turistas desde Varadero, a 150 kilómetros al este de La Habana.
Turistas en la barra de la Bodeguita del Medio.| Afp 
               Turistas en la barra de la Bodeguita del Medio
La Bodeguita del Medio abrió sus puertas el 26 de abril 1942, por iniciativa de un comerciante, Ángel Martínez, quien transformó la barra en una pequeña tienda de comestibles (bodega) a tiro de piedra de la catedral.
Como la tienda estaba en la mitad de la calle, y no como sucede a menudo, en una esquina, el nombre surgió rápidamente, aunque algunos lugareños la denominan "la tienda de conveniencia".
La empresa pública que gestiona actualmente el bar, Palmares, ya ha organizado una serie de convocatorias para celebrar el 70 aniversario de la barra más famosa de La Habana, con cocina cubana y conferencias sobre el mojito.

El cóctel nacional
Hojas de menta, azúcar, jugo de limón, todo bien machacado para extraer la menta, añadir el ron y un poco de agua con gas: la receta para el "cóctel nacional" de Cuba, es simple, pero eficaz. Y cara en la Bodeguita: cuatro dólares, un precio que pocos clientes cubanos, cuyo salario medio mensual es de alrededor de 20 dólares, se pueden permitir.
Sin embargo, desde primera hora de la mañana, los turistas acuden allí a tomar su mojito, aunque algunas mesas están a disposición de los clientes que quieran degustar la comida del local.
En las paredes, entre las fotos de las celebridades que honran a la barra con su presencia, cientos de pintadas, anónimos y famosos, como el ex socialista chileno Salvador Allende llegó a escribir "Cuba Libre, Chile espera, 28 de junio de 1961"...
Hemingway tiene un lugar de honor, con una gran foto de su encuentro con el padre de la Revolución cubana, Fidel Castro, tomada poco antes de la salida de Cuba por el escritor estadounidense.
En cualquier momento, los autobuses descargan a las decenas de turistas, que acuden a la calle Empedrado 207. "Yo he venido porque está incluido en la visita y que siempre he querido ver esta barra, pero no me han dado tiempo para tomar una copa", se lamenta la chilena Catalina Quesada.
"Este es el lugar para escuchar música, tomar comida tradicional, fumar un puro y disfrutar de un mojito", dice el director comercial de Palmares, Pérez Guillén Liubersy.

sábado, 21 de abril de 2012

Cuisine américaine (American cuisine)

American Cuisine es una interesante y divertida producción francesa sobre el arte culinario. Sin pretensiones, muestra el funcionamiento de uno de los grandes restaurantes de Francia.


TRAILER EN INGLÉS




           Fuente   www.filmaffinity.com

AÑO1999
DURACIÓN90 min.
PAÍS
DIRECTORJean-Yves Pitoun
GUIÓNJean-Yves Pitoun
MÚSICARené-Marc Bini
FOTOGRAFÍAJean-Marie Dreujou
REPARTOIrène Jacob, Jason Lee, Eddy Mitchell, Thibault de Montalembert, Isabelle Petit-Jacques, Lyès Salem
PRODUCTORALes Films Balenciaga / M6 Films / PolyGram Audiovisuel
GÉNEROComedia | Cocina
SINOPSISCualquier cocinero que se precie sueña con poseer el mismo talento que el mayor genio culinario de Francia, Luois Boyer, pero sólo alguien tan atrevido como Loren Collins podría soñar con compartir fogones con él. En principio su sueño tiene todos los puntos para seguir siendo sólo eso: un sueño. Primero porque no ha estudiado en ninguna escuela “fina” de cocina; segundo porque trabaja para el ejército de los EE. UU.; tercero porque proviene de una familia que se dedica al negocio de las pizzas y, por último, simplemente porque es ciudadano americano. Pero tras una disputa con un oficial del ejército, Loren decide llevar a cabo su sueño y, sin un franco en el bolsillo, parte hacia Francia. (FILMAFFINITY)

lunes, 16 de abril de 2012

Un buen camarero, ¿a quién sirve primero el vino? El orden de servicio a seguir


 
Autor: Cristina F. Martel
Fuente: http://www.embelezzia.com/
Si alguna vez os habéis preguntado por qué el camarero del restaurante va de un lado para otro sirviendo el vino, todo tiene su explicación. Desde que uno de los comensales de la mesa pide una botella hasta que es servido el último, el ritual de servicio no tiene nada de anárquico.

Todo empieza en cuanto se elige la botella. Si un comensal la ha pedido especialmente, el camarero servirá una pequeña cantidad en su copa para que dé su aprobación. Puede darse el caso que haya sido pedida por unanimidad y, al acercarse, preguntará quién desea probarlo.

Esa persona suele ser un hombre (aunque si una dama entiende en la materia, debería ser ella) y nunca debe empezar por él. ¿Quién es la dama de mayor edad? A ella le corresponde el honor de ser servida la primera, y así estarán servidas todas las féminas: por orden de edad, de mayor a más joven.

Seguidamente, es el turno de los caballeros, en el mismo orden de mayor a menor edad. La última copa a quien servirá el camarero es la de la persona que lo probó y aprobó: ya pueden brindar todos por algún buen propósito.

Por esas normas protocolarias de servicio parece que el camarero se volvió loco nada más abrir la botella: de aquí para allá, yendo y viniendo. En realidad está haciendo su trabajo con profesionalidad. Cuando organicéis una cena en casa con varios comensales, ya sabéis qué orden de servicio seguir.

¿Qué ocurre si la comida es en honor a una persona que cumple años, que celebra un aniversario o ha conseguido una meta digna de ser celebrada por todo lo alto? Es el invitado o invitada de honor y será la persona a quien el camarero servirá primero tras el visto bueno del catador, sea hombre o mujer.

sábado, 7 de abril de 2012

LA TOMA DE LA COMANDA

Fuente: "Técnicas de Servicio y Atención al Cliente". Editorial Paraninfo

La comanda es el soporte documental o vale, donde la persona encargada, normalmente el primer maître o segundo maître, anota la demanda que realiza el cliente de los productos que componen la oferta del establecimiento.

Es una fase fundamental en la prestación del servicio, ya que si no se conocen los deseos del cliente, difícilmente podrá satisfacerse.

La comanda también es un documento básico en el proceso de facturación, los productos y cantidades que se anotan en la comanda será los que se facturen al cliente.

jueves, 5 de abril de 2012

El arroz de las mil caras

Autor: Mireia González
Fecha: 29-03-2012
Fuente: GestionRestaurantes.com

RESTAURANTE "LA PAELLA" EN HOSTAL VALENCIA, LA HABANA
Resumen: Hay platos, muy pocos, que trascienden el ámbito puramente gastronómico para convertirse en auténticos símbolos de un país. Uno de ellos es la paella. Seguramente una de las pocas palabras que se atreven a pronunciar en español muchos de los turistas que visitan España por primera vez. Su fama es internacional y tiene mucho que ver con la explosión turística que vivió el litoral mediterráneo algunas décadas atrás. La paella, no obstante, venía de mucho antes. Si en principio nació como un plato campesino, muy extendido en las zonas rurales por tratarse de un producto económico, también llegó a ser una especialidad muy apreciada entre la nobleza y fue evolucionando con el paso de los años. Nadie discute que la Comunidad Valenciana ha sido el centro neurálgico en el que ha ido creciendo este plato tan típicamente español, pero el recetario es infinito y las discusiones eternas, siempre que se debate sobre cuál es el arroz realmente autóctono. Los historiadores suelen coincidir en que la receta original contenía pollo, caracoles y verduras de la huerta valenciana, productos fáciles de conseguir para cualquier campesino. Pero la gran diversidad de la cocina valenciana sugiere que fueron los habitantes de las diferentes poblaciones los que fueron añadiendo aquellos ingredientes que tenían más a mano. En los pueblos pesqueros, por ejemplo, se fue afianzando la paella marinera –con diversos tipos de marisco, dependiendo también de la zona-, quizás la más común durante las últimas décadas. Allá donde se cultivaba la huerta, la paella se fusionó con las verduras más diversas, y en el interior se extendieron los arroces terruños, con carnes y embutidos. Y, dependiendo del modo de elaboración, también nacieron variantes como el socarrat, en el que el grano queda tostado, el arroz al horno, el arroz negro, las cazuelas o el arroz a banda, en el que el arroz y el caldo de pescado se cocinan por separado. Recetas de toda la vida que en los últimos años intentan renovar una nueva generación de cocineros.
RESTAURANTE "LA PAELLA" EN HOSTAL VALENCIA, LA HABANA