La información aquí expuesta puede ser utilizada y reproducida siempre y cuando se especifique la fuente.

FORMAHOSTEL

LA SEU CATERING Y HOSTELERÍA

martes, 1 de agosto de 2017

No utilizar la cuchara y otras cosas que no debes hacer al comer pasta

En Italia es casi un sacrilegio usar un cubierto que no sea el cuchillo y el tenedor para ventilarse un plato de espaguetis
Fuente: www.lavozdegalicia.es. Redacción 21/03/2014
No comer pasta con cuchara es la primera norma a interiorizar antes de viajar a Italia. Los italianos consideran casi un sacrilegio enfrentarse a un plato de espaguetis con otro cubierto que no sea el cuchillo y el tenedor. Acostumbrada como está la civilización occidental a retorcer, casi desencajándose la muñeca, el mango de una cuchara sopera para, con una total pericia, conseguir ventilarse hábilmente una ración de pasta, ¿cómo lograremos llevarnos ahora a la boca estos enormes fideos únicamente con la ayuda del incómodo tenedor? No se trata de una cuestión de gusto ni tampoco de comodidad, sino de educación.
El protocolo establece que cualquier pasta debe servirse en platos hondos, en lugar de llanos, y, si es posible, caliente. Serán los bordes de este recipiente cóncavo los grandes aliados a la hora de enrollar las largas tiras de harina, agua, huevo y sal. El tenedor deberá girarse con las puntas pegadas al plato.
En Italia, cuna europea de la pasta, se cree que incluso la manera de comer los espaguetis determina el carácter del hombre. El contenido del plato nunca deberá cortarse en trozos pequeños para facilitar el bocado, aunque sí puede trocearse un poco, y siempre con el tenedor, para acortar su longitud. Al ser un alimento blando, aunque esté un poco más firme si lo cocinamos al dente, será fácilmente manipulable con los laterales de este cubierto. Y de ninguna manera se puede sorber la pasta.
La constante duda de la cuchara y el tenedor
Aunque es la pasta la que siempre abre el gran interrogante de los cubiertos, una multitud de alimentos plantean dudas entre uno u otro a la hora de sentarse a la mesa. El arroz debe tomarse siempre con tenedor a no ser que sea caldoso. Si se trata de arroz con leche se utilizará la cucharilla de postre. La ensalada exige también el cubierto de las púas, así como el huevo, al que no se deberá atacar con el cuchillo nunca.

Los guisantes no se deben pinchar, sino recogerse con el tenedor para llevarlos a la boca. La carne siempre deberá tomarse con cuchillo y tenedor, y cortarse poco a poco, a medida que se va ingiriendo, evitando trocearla toda en un principio. Las piezas de fruta, de tamaño medio y piel más o menos fina, reclaman el combo tenedor y cuchillo, incluido el plátano. Las mandarinas, cerezas y uvas sí pueden comerse con las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario